Rehabilitación de redes de drenaje con técnicas de hidrodemolición

HIDRO-DREN. REHABILITACIÓN DE DRENES CON AGUA A PRESIÓN.




Un poco de historia.
Los drenes cumplen una función muy importante en las presas, eliminando sub-presiones que garantizan la seguridad de la misma. Estos van perdiendo efectividad con el paso del tiempo y deben ser rehabilitados. Para ello, se pueden emplear  sistemas tradicionales con sondas, a rotación o roto-percusión, muy conocidos por todos.


 
 Detalle de galería prácticamente inutilizada por las sales

En 2.001, mientras me formaba en la novedosa  técnica de la hidrodemolición, tuve una idea muy simple: Si la hidrodemolición es capaz de demoler hormigón de forma controlada y otros materiales porosos de gran dureza, tal vez sería capaz de arrancar las concreciones calcáreas que precipitaban en las paredes de los drenes, restándoles su capacidad.

Asesorado en cuestiones del agua a presión por Antonio Maicas, Director Técnico de la empresa WOMA, me aseguró que la idea era totalmente posible, tan solo, era necesario dar con el accesorio y los parámetros adecuados para conseguir el efecto deseado.

El proceso.
El procedimiento era sencillo, primero había que comprobar el estado real de dren y para ello, tomar los datos necesarios, que permitieran diseñar un programa individual de actuación para cada dren.

Cámara sumergible
Para ello, busqué video-cámaras subacuáticas de inspección de tuberías, que nos permitieran la visualización real del interior del dren, siendo posible la grabación de toda su longitud y una vez rehabilitado, realizar una nueva filmación para constatar el efecto conseguido.


Este procedimiento fue perfeccionado gracias a la colaboración de IBERDROLA pudimos incluso realizar un ensayo en una de sus presas.

Este tuvo lugar en la Presa de Bao, (Orense). Allí, empleamos un Sistema de Video Inspección Portátil y una bomba de media presión provista de distintas toberas, que nos había prestado Rothenberger®.


Equipo de Filmación para tuberías

La primera fase fue totalmente satisfactoria, pues la filmación del interior de los drenes, incluso con columnas de agua de más de 10 metros,  era muy nítida aportándonos los datos suficientes.


La segunda fase, propiamente de chorreo con agua a presión, no fue tan satisfactoria, pues la tobera utilizada inicialmente (rompedora), servía para eliminar pequeños tapones, pero no actuaba sobre las paredes del dren. Probamos entonces con otra giratoria, pero en ese caso, la presión que nos ofrecía la bomba no era suficiente para conseguir arrancar las concreciones fijadas a las paredes del dren.



Tobera múltiple

Parámetros propuestos.

Con los datos obtenidos, consensuamos con Antonio Maicas, nuevos parámetros con los cuales, deberíamos conseguir el resultado deseado: eliminar la capa de sales, sin dañar el  hormigón y sin provocar socavaciones en la roca; y finalmente, extraer todo el detritus quedando el dren totalmente rehabilitado. Estos quedaron fijados en presiones entorno a 700 bar y caudales variables de hasta 70 l/min.

 

 

Actualidad.

Desde entonces, se han ejecutado no pocas rehabilitaciones con este sistema o en combinación con otros tradicionales en varias presas. Los contratistas generales, normalmente, sin contar con la maquinaria de alta presión necesaria,  subcontratan a su vez a empresas de limpiezas de industriales o de saneamiento urbano, dejando a un lado el espíritu original de esta técnica, la Hidrodemolición.

 

Las subcontratas de limpiezas industriales limpian con éxito todo tipo de conducciones y tuberías afectadas por un amplio abanico de concreciones, tapones o suciedades.  Sin embargo, en todas sus intervenciones hay un factor común que es pasado por alto: Las tuberías y/o conducciones en las que intervienen, por lo general, (tuberías de petroquímicas, intercambiadores de calor, conducciones químicas, y un largo etc) son metálicas.

 

Debemos mejorar!

Al igual que otros especialistas del sector del chorro de agua a presión, últimamente recibo peticiones de oferta para rehabilitación de drenes en presas. Éstas, contienen prescripciones técnicas de obligado  cumplimiento, cuyos parámetros, al menos para mi, son muy preocupantes. Dado que establecen presiones >1.400 bar con caudales > 100 l/min, las cuales, considero injustificadas o al menos, confusas.

 

Me pregunto: ¿Alguien habrá pensado que, un dren no tiene nada que ver con una tubería metálica?.



 

Tras 10 años de experiencia en hidrodemolición, hay ciertos hechos que he constatado:

 

1.    No todos los hormigones son iguales.

2.    El carbonato cálcico es más resistente, al chorro de agua, que el HM de la presa.

3. El agua a presión provoca roturas caprichosas y siempre se desviará hacia zonas de menor resistencia.

4.  Los parámetros han de ser adaptados individualmente para cada presa.

5.   No podemos “soplar y sorber” al mismo tiempo. Con esto quiero decir, que por lo general las bombas existentes en el mercado, no están configuradas para eliminar durísimas capas (mayor Presión) y a la vez, ser capaz de extraer el detritus de un dren de cimentación, por ejemplo (mayor Caudal), sin riesgo de causar daños no deseados. Dado que, ambos procesos requieren parámetros totalmente opuestos.

6.       Y el más importante, con el agua a presión, no sirven las prisas

 

Por último, sorprenden que ante mayores solicitudes de equipos por los prescriptores, ahora > 400 Kw de potencia; cada vez los precios finales a pagar al especialista son cada vez menores. Veníamos de rangos en torno a 30 / m.l. con equipos de 200 Kw y actualmente, se ofrecen menos de 10 / m.l., con equipos el doble de potentes. Algo no encaja...

 

Ahora, son pocas las opciones para ser rentables. Por tanto, o luego en obra no se emplean los equipos propuestos, o en el peor de los casos, los trabajos se han de ejecutar de una forma frenética, que permitan conseguir producciones aceptables.

 

Concluyo que no debemos alejarnos de la técnica, pues un exceso de confianza puede convertirse en un serio problema para la integridad de la presa y un nada despreciable riesgo para los operarios. Puesto que si de una cosa estoy seguro es que la hidrodemolición es muy poderosa.

Si quieres saber más de todas las aplicaciones que tiene esta técnica puedes encontrarlo en www.hidrodemolicion.es 

 

 

Eduardo Martínez

Director Técnico

HIDRODEMOLICION, S.A.