DEFECTOS EN ESTRUCTURAS DE HORMIGÓN (COQUERAS) Parte 1:

Coqueras en el hormigón:

0. Antecedentes.

En muchas ocasiones he intervenido en la reparación de coqueras en todo tipo de obras. Igualmente, muchos han sido los técnicos a los que he tenido que escuchar proponer una u otra solución. Normalmente estas soluciones, a mi modesto entender, me convencían más o menos, dependiendo del agente al que representaba su emisor: La Propiedad, la Dirección Técnica, la Constructora, etc.  Sin embargo, siempre me ha quedado una profunda sensación de insatisfacción, pues todo finalmente, quedaba sujeto al tira y afloja de los intereses de unos y otros, dejando en segundo plano el objetivo, para mi primordial, que no es otro que intentar solucionar el problema con las mayores garantías posibles.



Ha habido intervenciones que me han convencido poco, donde las prisas y lo económico han pesado más en la solución finalmente adoptada. Posteriormente, me iban y venían pensamientos recurrentes: ¿Aguantará o no aguantará la estructura si ocurre un incendio, un terremoto, un atentado, una sobrecarga, etc.?, ¿Nos habremos "comido" los coeficientes de seguridad? ¿Qué puede pasar si nos hemos dejado algo importante oculto?... Y así, pasaban los días y lo iba olvidando, hasta la siguiente intervención, en la que todo me volvía de nuevo a la memoria, y se repetía la historia.


Llevo tiempo intentando avanzar en mi conocimiento sobre la materia, pero no me está resultando fácil pues, el tema es controvertido. 

Sin embargo, no cejando en mi empeño, he pensado utilizar mi Blog profesional para hacer una introducción de este tema en la red y así, llamar la atención de otras personas interesadas   en este asunto.

Evidentemente, se debe preservar el anonimato de cada obra en particular, por tanto, cierta información sólo la podremos compartir de forma privada.



  Video 1: coqueras en el hormigón

 1. Introducción.

A modo de introducción me gustaría anticipar los dos objetivos fundamentales de este trabajo:

1. La detección y alcance de las coqueras.

2. Procedimientos para su reparación.

Pretendo que este trabajo sea breve y conciso, sin perderme en otras cuestiones que se alejen del problema y su solución: ¡Tenemos coqueras! y ¿cómo las reparamos?

No creo que sea de interés entrar en profundidad en sus causas pues, los técnicos y profesionales experimentados de obra saben, a buen seguro, cómo no se provocan. Todos estaremos de acuerdo que la inmensa mayoría de las veces, estas, se podían haber evitado, bien eligiendo un tipo de hormigón más adecuado, o bien, poniendo más esmero en la colada y vibrado del hormigón.

A los que os interese, el método de trabajo que propongo es abierto a debate pero como punto de partida sería el siguiente:

Primero, centrarnos en su detección y alcance. Para ello, me gustaría exponer varios casos, cada uno con sus propias características de ejecución y circunstancias externas dependiendo de los agentes intervinientes, ¡muy importante!. Con indicación de los métodos empleados en su detección, su alcance y las propuestas de reparación indicadas a priori.

Gracias a ellos, sería genial si pudiéramos debatir particularmente de cada caso y tomar en consideración las actuaciones que nos parezcan más o menos acertadas, incluso porque no, proponer otras que no se llevaron a cabo.

Finalmente, si el trabajo ha merecido la pena, podríamos obtener unas conclusiones generales, de las cuales, pudieran emanar una serie de recomendaciones o procedimiento de trabajo, de utilidad para enfrentarnos con el problema en el futuro.

En segundo lugar, ¿Cómo reparar? Retomando los casos anteriores, expondría cómo finalmente fueron reparadas, por quién, y cómo. Antes de que se adelante nadie, diré que una vez reparadas, no tengo constancia de ensayo posterior sobre la efectividad de la reparación realizada. Por tanto, aquí será inestimable la participación y aportaciones de los técnicos de los distintos fabricantes de materiales químicos con los que contamos en el grupo de “Reparaciones de Estructuras de Hormigón”. Quiénes mejor que ellos para analizar las intervenciones realizadas y proponer métodos y nuevos productos para garantizar el correcto relleno de las oquedades dejadas en la estructura que restablezcan su monolitismo.

Agradezco de antemano vuestras aportaciones y comentarios que, a buen seguro, serán muy valiosos, pues supongo que muchos temas ya han sido resueltos anteriormente por alguno de vosotros.

Igualmente, agradecería su divulgación a otros compañeros que pudieran estar interesados. Lo dicho, Gracias, por adelantado.

2. Detección y delimitación de coqueras


 Foto 1: coqueras tras encofrado

Las coqueras son defectos de acabado visibles en la superficie de la fábrica de hormigón. Se producen por diversas causas, entre otras: por errores en la calidad del hormigón suministrado, la deficiente puesta en obra, la incorrecta elección de tipo de hormigón en estructuras altamente reforzadas, etc. 

Su presencia llama la atención a simple vista. Pequeñas oquedades, áridos disgregados y sueltos, en las menos serias, y falta de relleno y huecos profundos en los que puede entrar hasta una mano, en las más graves.


Foto 2: agujero profundo en pila

Evidentemente, su detección a priori es fácil, pues son visibles a simple vista. Sin embargo su alcance es indeterminado, pues pueden extenderse interiormente superando el área exteriormente visible, sobre todo en elementos densamente armados.


Foto 3: Pila con varias coqueras

A continuación, os avanzo datos del primer caso:

 2.1 CASO 1: en VIGAS.

Datos:
Edificio Industrial Alimentaria
Vigas de descuelgue de 2,00 m.
Tipo de hormigón HA-40
Altamente reforzado con barras del  Ø 25 mm etc.

Interesados en colaborar: podéis enviarme vuestros comentarios a: 

 



otros casos más:

1. Viga de descuelgue.
2. Pila hueca.
3. Forjado aligerado.
4. Muros de carga
5. Estructura singular.

Continuará...

Si quieres saber más de todas las aplicaciones que tiene esta técnica puedes encontrarlo en www.hidrodemolicion.es