Demolición selectiva

¿Qué quiere decir esto? A través de este método, realizamos una demolición selectiva utilizando un chorro de agua a alta presión para la eliminación del hormigón.
Este sistema permite en estructuras altamente deterioradas por causas de carbonatación, coqueras, erosión, fuego, resistencia del hormigón, etc, retirar el hormigón afectado sin dañar la armadura situada en el interior de la estructura.

La HIDRODEMOLICIÓN permite controlar la profundidad de demolición mediante la regulación selectiva de presión y caudal, la cual se ajusta a las necesidades óptimas para cada trabajo, siendo así, un método rápido, seguro y eficaz sin tener que utilizar máquinas de corte o perforación, las cuales destruirían la estructura metálica existente.

En el caso de demoliciones selectivas, reparaciones, ampliaciones, reparación de superficies, etc., esta tecnología es muy ventajosa pues además de eliminar completamente el hormigón, mantiene los armados y elementos metálicos a mantener y no somete al resto de la pieza a tensiones y vibraciones que puedan figurarlo o afectar a la adherencia de las armaduras.

Campos de aplicación
    -     Restauración de estructuras
    -     Sustitución de hormigón
    -     Reparación y refuerzo de tableros
    -     Corrección de muros y forjados
    -     Reparación de estructuras postesadas
    -     Limpieza de talud
    -     Rebaje de solera
    -     Eliminación de revestimientos en depósitos y presas
    -     Edificios con aluminosis

A modo de ejemplo podemos enumerar operaciones habituales para las que la técnica de la hidrodemolición se muestra muy adecuada.
Reparación de coqueras
Resistencias bajas del hormigón
Preparación de superficies
Apertura de regatas
Deconstrucción

Si quieres saber más de todas las aplicaciones que tiene esta técnica puedes encontrarlo en www.hidrodemolicion.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario