Ventajas de seguridad y salud en obra con hidrodemolición

Las cifras de lesiones, accidentes y enfermedades profesionales vinculadas al trabajo que se registran en las obras en construcción superan a menudo las de cualquier otra industria. Es por lo tanto imprescindible mejorar los niveles de seguridad, ergonomía y salubridad en la construcción.

En este post vamos a reflejar los riesgos que conlleva la utilización de métodos tradicionales en obra.

Estamos acostumbrados a encontrarnos en obra a los operarios trabajando con martillos percutores, radiales, fresadoras, etc, pero, ¿es esa la mejor forma de hacer una demolición parcial o completa del tajo?


El martillo percutor es usado en gran número de trabajos, como picado de terrenos, demoliciones, perforaciones, etc, pero tiene sus factores de riesgo, como son:

    -   Proyección de fragmentos o partículas (útil, esquirlas, cascotes de material, etc)
    -   Golpes y/o cortes tanto con la propia máquina como con el material a trabajar
    -   Vibraciones que pueden dan lugar a lesiones osteoarticulares
    -   Quemaduras por contacto con el útil de trabajo
    -   Inhalación del polvo producido en las operaciones 
    -   Contactos eléctricos en caso de martillos percutores eléctricos (o si se perfora     accidentalmente una conducción)
    -   Explosiones en caso de martillos neumáticos (o si se perfora accidentalmente una conducción).
    -   Grandes esfuerzos, que provocan daños y fatiga.

En los distintos trabajos en altura que se realizan habitualmente en construcción se requiere contar necesariamente con andamios metálicos para su desarrollo, lo que significa una serie de riesgos inherentes.
La caída de personas desde una altura, así como también de materiales y objetos, representa el peligro más grave en la industria de la construcción. Las caídas causan una gran proporción de muertes. Muchas se producen desde sitios de trabajo inseguros, o desde medios de acceso inseguros a los sitios de trabajo.

Otros de los posibles riesgos propios son los cortes o heridas de diversa índole en la utilización de herramientas auxiliares o portátiles, quemaduras por la utilización de herramientas portátiles generadoras de calor, los contactos eléctricos directos o indirectos y la fatiga por disconfort, prolongación excesiva de los trabajos, condiciones de trabajo no ergonómicas o atrapamientos con elementos móviles.

Ventajas con hidrodemolición
La HIDRODEMOLICIÓN consiste en la utilización del chorro de agua a alta presión como herramienta de demolición o extracción selectiva del hormigón, evitamos todo este tipo de riesgos ya que:

    -   Se trabaja con robot a distancia, por lo que no hay inhalación de polvo evitando de esta manera enfermedades, tales como silicosis, que sí que pueden ser producidas por la ejecución con chorro de arena.

    -   En paramentos verticales, el robot gira su brazo de manera que éste queda vertical, por lo que se evitan igualmente golpes/cortes y lesiones osteoarticulares por trabajar con posturas incómodas.

    -   Sustituimos el uso de plataformas elevadoras o andamios colgantes desde los que trabajan los operarios con pesadas herramientas de demolición, por robots tipo torre dirigidos a distancia desde el suelo, evitando así el trabajo manual y los posibles sobreesfuerzos , así como todos los riesgos que conlleva el uso de andamios citados anteriormente.

     -   En el caso de configuraciones especiales (trabajos bajo puentes) donde se suele trabajar desde cestas izadas por grúas que soportan muy mal el retroceso de los martillos percutores y son inseguros, lo evitamos con la utilización de bastidores (frames) colocados desde arriba donde se encontrará el robot, siendo de esta forma sistemas de trabajo portátiles. 


    -   Además, podemos crear accesorios adaptados a las distintas necesidades que requiera cada tipo de trabajo.

Por tanto, el robot puede ser colocado en multitud de maneras, evitando así el trabajo peligroso de los operarios, que controlan a éste desde la distancia. Además, el tiempo de trabajo con el uso de esta técnica es más reducido que con métodos tradicionales.

También es importante decir que las superficies tratadas con hidrodemolición quedan limpias (con ausencia de elementos adyacentes debilitados o microfisurados, como sería el caso de una demolición mediante impacto con martillos neumáticos) y rugosas, lo cual facilita en gran medida las operaciones posteriores de reparación o refuerzo.

Si quieres saber más de todas las aplicaciones que tiene esta técnica puedes encontrarlo en www.hidrodemolicion.es


El equipo de HIDRODEM

No hay comentarios:

Publicar un comentario