La hidrodemolición acelera los trabajos de renovación del patrimonio histórico de Suecia


El llamativo paisaje industrial de Norrköping, celebra el pasado de la ciudad como un centro de manufactura textil, en el que las antiguas fábricas han sido ampliamente transformadas en oficinas, centros de entretenimiento y centros educativos.

Otra característica clave de la zona es la cascada iluminada que se extiende entre la fábrica de papel Stålbom y la central hidroeléctrica a una ex fábrica de algodón, que es ahora un campus estudiantil.

La cascada se ilumina por la noche y durante los cambios de invierno colorea cada media hora con luces sus aguas, por lo que sus áreas circundantes al aire libre son una atracción popular.

Inicialmente renovado en 1991, el muro de contención detrás de la cascada, que es de alrededor de 140 m de longitud y 8 m de altura, ha tenido que ser reforzado.
Es por ello el importante papel que cumple la hidrodemolición en esta obra, ya que es respetable con las estructuras eliminando de manera selectiva el hormigón enfermo y dejando el hormigón sano. Esto es algo imprescindible cuando se trata de edificaciones, como en este caso, considerados como patrimonio histórico.

Mediante la combinación de los parámetros dinámicos de fluidos, geométrico y cinético del sistema de control, se aplicó, por tanto, la fuerza mínima requerida para el material, eliminando sólo el material deteriorado. Quedando así el hormigón sano intacto y el acero de refuerzo limpio.

En total, alrededor de 45 m3 de hormigón fueron eliminados - a una profundidad media de 5 cm - por el sistema de chorro de agua de alta presión.

Ventajas
Además de su velocidad incomparable, otra ventaja importante del proceso de hidrodemolición es la eliminación de microfisuras en el hormigón restante. Donde hay grietas, hay aire, y con aire en la estructura, siempre existe la posibilidad de movimiento en esas fisuras, abriéndose y repartiéndose en el resto de la estructura sana, cuando la temperatura del ambiente cambia.

Otra ventaja frente a los métodos tradicionales de demolición es que los chorros de agua obtienen una eliminación del hormigón que queda por debajo de las armaduras debido a que la lanza oscila, de manera que no crea sombras por debajo de la armadura.

También, por supuesto, deja una superficie completamente limpia y libre de polvo para trabajar en la unión con el nuevo hormigón, lo que no es el caso de la eliminación martillo neumático. Así mismo, no daña las armaduras y no causa daños en la estructura adicional, además de eliminar el riesgo de lesiones al operador causados por vibraciones o de levantamiento.

La demanda y la popularidad de la hidrodemolición está creciendo en todo el mundo. En Suecia y otros países escandinavos, no está permitida otra forma de demolición en la reparación de hormigón estructural, tales como puentes. Además, también está ganando popularidad en nuevos mercados como India, China y Rusia. Ahora, estos países están mirando más las reparaciones duraderas y eficientes, ya que aunque esta técnica pueda parecer costosa, a largo plazo son mucho más económicas dado que la reparación es óptima. De hecho, el tiempo de vida para el mantenimiento y la reparación llevado a cabo utilizando hidrodemolición puede ser casi comparada con la vida útil garantizada en las nuevas construcciones.

La renovación está en marcha según lo previsto, y Norrköping tendrá su hermosa cascada iluminada de nuevo.

Si quieres saber más de todas las aplicaciones que tiene esta técnica puedes encontrarlo en www.hidrodemolicion.es


El equipo de HIDRODEM

No hay comentarios:

Publicar un comentario