Soluciones para las obras hidráulicas

Dentro del campo de la ingeniería civil, es sabido que los dos pilares fundamentales que toda estructura debe cumplir, garantizando a lo largo de su vida útil la FUNCIONALIDAD para la que fue concebida, son la ESTABILIDAD y la RESISTENCIA a las distintas acciones a las que puede verse sometida; en el caso de las obras hidráulicas, y más concretamente en las Presas, a las dos anteriores hay que añadir una tercera: la ESTANQUEIDAD.


En relación con la estanqueidad cabe señalar que si bien las presas se diseñan para que sean más o menos impermeables a lo largo del tiempo, esa característica evoluciona de forma natural a mayor o menor velocidad debida, entre otros factores:
-          A la tecnología de construcción empleada en la época en la que llevó a cabo su construcción
-          A unos inadecuados detalles constructivos
-          A fallos del diseño original
-          A la baja calidad de los materiales empleados
-          A la baja calidad del proceso de puesta en obra de los mismos
-          A una conservación y mantenimiento inadecuados
-          A unas operaciones o maniobras incorrectas
-          Al envejecimiento natural de los mismos materiales, factor éste muchas veces olvidado

De todos los factores o causas del envejecimiento, la fisuración es la más importante.
La causa más común de fisuración es el impedimento de la retracción. Las principales causas de la retracción son las pérdidas de humedad y el proceso de enfriamiento”


Como consecuencia de lo anterior, esa evolución de la estanqueidad o permeabilidad del cuerpo de presa, o del cimiento, da lugar a una pérdida de resistencia de los materiales que, en caso extremo, pueden dar lugar a problemas de inestabilidad y/o de resistencia, y, por lo tanto, a unas posibles condiciones de inseguridad.

Envejecimiento y sus consecuencias
En el caso de las presas de hormigón, su principal patología es, sin duda, el envejecimiento de los paramentos por diferentes causas:
-          Reacciones químicas
-          Disoluciones producidas por aguas puras
-          Cambios bruscos de temperatura
-          Variaciones de carga y de la temperatura asociada
-          Ciclos hielo-deshielo


En segundo lugar, lo ocupa la pérdida de efectividad de las pantallas de impermeabilización por la presencia de filtraciones excesivas y de subpresiones elevadas.
1.   La filtración causada por la presión del agua produce una porosidad y deterioro del mortero de la mampostería y del hormigón de la presa. Especialmente si contiene dióxido de carbono
2.   La experiencia prueba que con medidas de reparaciones es perfectamente controlable la filtración y además es posible poner un eficiente sistema de drenaje
3.   La continua lixivación del cemento y la cal dentro de la mampostería del cuerpo de presa, conduce al deterioro de la estabilidad e impermeabilidad de la mampostería y del hormigón.

Rehabilitación
La rehabilitación junto con el mantenimiento son las tareas más importantes a realizar durante la vida de la presa y sus obras anejas. Cuando la seguridad de la presa se considera afectada, la rehabilitación es un trabajo de evidente necesidad.

Sin embargo, en los ejercicios de rutina para el mantenimiento de la presa, es posible incluir trabajos de rehabilitación que mantengan a la presa en un nivel de seguridad, permanentemente alejado de situaciones críticas. Desgraciadamente la falta de presupuestos importantes una vez terminadas las obras, para su mantenimiento, obliga a nuevos contratos de rehabilitación cuya justificación suele estar motivada por disminución de la seguridad en algún sentido.


Dada la importancia de la reparación, antes de proceder se debe hacer una diagnosis completa del problema, evaluando los efectos y profundizando todo lo posible en las causas, analizando los componentes del hormigón en su estructura interna.

Hidrodemolición
Entre sus múltiples aplicaciones, la técnica del chorro de agua a Ultra-Alta Presión, nos facilita también las labores de eliminación de todo tipo de revestimientos en presas, depósitos, canales, etc...


Los antiguos métodos basados en el chorreo de arena, son poco eficaces, lentos y contaminantes. Nuestra técnica nos permite alcanzar grandes rendimientos, garantizar la mejor preparación del soporte y además, la posibilidad de recoger todo el material, evitando así, el vertido en el vaso.

En el siguiente video, les mostramos una intervención encargada por la empresa RODIO-KRONSA, consistente en la preparación del soporte del paramento de aguas arriba de la presa granadina de Negratín, perteneciente a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y ejecutada para Rodio-Kronsa.


Mediante el empleo de un robot específico Hammelmann, con el que manejábamos presiones cercanas a los 2.500 bar, conseguimos eliminar un capa bituminosa de espesor irregular (hasta 15 mm. en zonas de descuelgue), para la cual, el agua a presión era la mejor alternativa posible.


Ventajas
Vertido cero. Manteniendo un sistema depresor sobre la campana de chorreo, conseguimos además, la aspiración del agua empleado y del material desprendido. Por tanto, nuestro sistema demuestra cumplir con los requerimientos medioambientales más exigentes.

Si quieres saber más de todas las aplicaciones que tiene esta técnica puedes encontrarlo en www.hidrodemolicion.es


El equipo de HIDRODEM

No hay comentarios:

Publicar un comentario