El agua a presión colabora en tu seguridad

Recientemente se ha celebrado en Madrid la presentación de un informe de la AEC (Asociación Española de Carreteras), en el que se recogen las estadísticas de la red viaria española. Uno de los puntos que mencionan es que la red viaria presenta gran parte de su firme con deterioro superficial. Después añaden, textualmente:

Un deterioro en la superficie del firme no representa, per se, riesgo para los ocupantes de un automóvil. Menos aún en el caso de los vehículos pesados. Sin embargo, los motociclistas y ciclistas son usuarios cuya seguridad sí puede verse comprometida si circulan por carreteras cuyo pavimento presente deterioros superficiales.

No solo a los ciclistas y motociclistas les afectan daños tan importantes, también son muy sensibles a las posibles deficiencias de adherencia que presente la vía. Además, en condiciones meteorológicas adversas estos riesgos se multiplican exponencialmente.
Muchas de estas zonas presentan exceso de betún en la mezcla bituminosa o suciedad, lo que disminuye la adherencia de forma drástica, tanto longitudinalmente (en frenadas) como transversalmente (agarre en curva).


Fijándonos en los parámetros CR (Coeficientes de Rozamiento) del firme, tan importantes para la seguridad sobre todo para rodadores a dos ruedas,  desde HIDRODEM proponemos una solución  basada, como no, en el uso de agua a presión para este tipo de actuaciones superficiales en vías asfaltadas. Así se mejora la capacidad adherente del firme sin eliminar más que el exceso de betún, sin afectar al árido y dejando el resto de espesor intacto. Todo ello además empleando una técnica completamente respetuosa con el medio ambiente, ya que el residuo generado puede ser aspirado simultáneamente. Aquí puedes ver un ejemplo. 
Prueba realizada en probeta cedida por CHM
Esta misma actuación puede realizarse en diversos escenarios y no solo en la red vial. Otros campos de actuación son:

·         Circuitos de competición, donde las exigencias de adherencia son máximas.
·         Pistas aeroportuarias, que se saturan de goma en las zonas de aterrizaje.
·         Zonas con posibles riesgos de derrame de combustibles, breas, betunes, aceites… como puedan ser gasolineras, plantas de producción, refinerías…

En la competición usan frecuentemente esta técnica. Circuitos sedes de Grandes Premios de Fórmula 1 como India, Bahréin, Austin o Singapur entre otros se han sometido una o varias veces a estos procesos, bien sea en el Pit Lane, zonas conflictivas, puntos sucios o la totalidad de la pista e instalaciones, eliminándose desde polvo del desierto a las temidas marbles de goma producto del graining que sufren los neumáticos.
Lewis Hamilton en Marina Bay, con virutas de goma en la pista
Queda patente que esta técnica puede ser muy adecuada para este tipo de trabajos, por su rapidez, su limpieza y la calidad de los resultados.

Si quieres saber más de todas las aplicaciones que tiene esta técnica puedes encontrarlo en www.hidrodemolicion.es



El equipo de HIDRODEMOLICIÓN