Report 17: Rehabilitación integral con waterjetting del puente de Enrique Estevan (Salamanca)


Gracias a Ferrovial y a INES Ingenieros Consultores, el puente Enrique Estevan luce espléndido tras 100 años de vida. La rehabilitación integral de esta infraestructura salmantina ha terminado con los problemas de corrosión que sufría y, dados sus valores patrimoniales, se ha solicitado su declaración de Bien de Interés Cultural.

Los elementos que conforman la estructura metálica fueron reparados pormenorizadamente. Para ello se llevó a cabo una limpieza de la estructura metálica mediante la técnica del waterjetting (chorreado de agua a ultra alta presión), realizándose la retirada total de las diferentes capas de pintura existente. Posteriormente se desmontaron y retiraron aquellos elementos que hubieran perdido más de un 10% de sección o se encontraran muy deformados.

En el report de este mes te contamos cómo se llevó a cabo este trabajo que dejó satisfecha a tanta gente.



Si quieres saber más de todas las aplicaciones que tiene esta técnica puedes encontrarlo en www.hidrodemolicion.com 


Laura Llorente
Equipo de HIDRODEMOLICIÓN

Sustitución de los aparatos de apoyo con hidrodemolición

Cuando la hidrodemolición entra en juego en la sustitución de los aparatos de apoyo...

Los aparatos de apoyo son los elementos encargados de transmitir las cargas y movimientos del tablero a la subestructura de los puentes: pilas y estribos.


Éstos, como los demás elementos del puente (sistemas de contención, juntas, etc), son susceptibles a degradarse a lo largo de la vida útil de los mismos por diversas causas, siendo las más comunes las filtraciones por falta de estanqueidad en las juntas del tablero, diseño incorrecto de los aparatos de apoyo, calidad defectuosa de los materiales o por una mala colocación.

Como bien es sabido, existen diferentes tipologías de apoyos en función de las cargas y movimientos que han de transmitir: neopreno zunchado, POT, deslizantes, esféricos, de rodillo, etc. 
Aparato de apoyo esférico
Por eso, en función de los tipos de apoyos, se observarán diferentes patologías, por lo que es muy importante conocer las propiedades de los distintos tipos de aparatos de apoyo al igual que disponer de una escala de gravedad de daños que presente el puente en cuestión. Algunas de estas patologías pueden ser degradación, despegue, pérdida de la posición original, excesos de compresión y de deformación, pátinas, rotura y defectos en la base de apoyo, relacionadas con cada uno de los diferentes apoyos.

Apoyo con carrera totalmente agotada. Fuente: IDEAM
Se puede elegir un apoyo óptimo, pero una mala o deficiente instalación lo inutiliza, por lo que hay que cuidar tanto el diseño como la fabricación y, por supuesto, la instalación.

 Detalle de los tornillos de anclaje de las bandejas deslizantes topando con los pistones de los apoyos. Fuente: IDEAM

En determinadas ocasiones, cuando la patología de los aparatos de apoyo y la incidencia de esta patología en la subestructura así lo aconsejan, es necesario sustituir los aparatos de apoyo

Sin embargo, resulta importante llamar la atención en la falta de previsión de sustitución de estos elementos por parte de Proyectistas y Constructores, más teniendo en cuenta que son elementos que se degradan con el paso del tiempo, por lo que en algún momento de la vida útil de la estructura se ha de proceder a su sustitución. 

Este hecho presenta una mayor importancia en el caso de los puentes de luces medias y grandes, donde las cargas a transmitir son importantes y suelen presentar pilas de gran altura donde la utilización de medios auxiliares de apeo resulta prácticamente imposible, debiendo acudir a sistemas especiales de trabajo, dificultando y encareciendo enormemente las tareas de sustitución de estos elementos.

Cualquier operación de sustitución de apoyos pasa por un levantamiento del tablero que debe ser objeto de un cuidadoso estudio y definición. Para dicha sustitución, una vez hecha la transferencia de cargas con los gatos hidráulicos, es importante no provocar vibraciones a la estructura ni dañar el armado sobre el que se apoya el aparato de apoyo.


Ahí es donde entra en juego la técnica de la hidrodemolición, donde la importancia de evitar estas condiciones sobre estructuras sensibles es imprescindible.


La hidrodemolición es una ventajosa alternativa. Beneficia tanto a operario como a terceros, y el riesgo del polvo de sílice y otras partículas quedan atrapadas en el agua de escorrentía, evitándose las lesiones causadas por las constantes vibraciones y del trabajo pesado del martillo neumático.

Además, la hidrodemolición también proporciona una superficie de unión inmejorable sin transmitir vibraciones, por lo que no hay riesgo de que el área tratada reciba ningún impacto o daños por vibración al mismo tiempo que las armaduras quedan en su posición original.

Si quieres saber más de todas las aplicaciones que tiene esta técnica puedes encontrarlo en www.hidrodemolicion.com 


Laura Llorente
Equipo de HIDRODEMOLICIÓN

Report 16: Refuerzo de tableros en 2 viaductos de Costa Rica

Hay veces en las que es necesario eliminar la capa asfáltica o un recubrimiento deteriorado por el propio tránsito de los vehículos o simplemente un aumento del espesor del tablero como sucedió, por ejemplo, en las vías centroamericanas ejecutadas en los años 70 con estándares norteamericanos, en los que el espesor del tablero era de 17 cm incluyendo la prelosa y tenían que adaptarse a las nuevas exigencias de tráfico pesado que requerían espesores superiores a 21 cm.

En estos casos, se procede a realizar un rebaje del tablero hasta llegar a las armaduras superiores para, más tarde, volver a hormigonar hasta alcanzar el espesor total de losa necesario.

Con la hidrodemolicion se asegura una rugosidad óptima sin riesgos de pérdida de adherencia, a la vez que deja limpias las superficies y saturado el hormigón del soporte.

A continuación podréis conocer los detalles del refuerzo de tableros en dos de los viaductos de Costa Rica


Como veis no nos asustamos por salir al extranjero, ¿necesitáis ayuda para algún proyecto exterior? 

Si quieres saber más de todas las aplicaciones que tiene esta técnica puedes encontrarlo en www.hidrodemolicion.com 


Laura Llorente
Equipo de HIDRODEMOLICIÓN

Report 15: Supresión de junta longitudinal en AP-7 con hidrodemolición

Las juntas longitudinales se usan  en la unión de carriles adyacentes y evitan la formación del agrietamiento longitudinal. Estas grietas normalmente se desarrollan por los efectos combinados de las cargas y las restricciones del alabeo de la losa una vez que el pavimento esta sujeto al tránsito.

Sin embargo, en ocasiones suelen presentar varios deterioros como pueden ser:

1. Levantamiento del mortero de junta longitudinal, con formación de baches en la superficie de rodadura, con la consiguiente pérdida de seguridad en la circulación del tráfico rodado.

2. Rotura y abrasión en los perfiles de junta longitudinal

3. Falta de estanqueidad y sellado en las juntas longitudinales, que produce manchas de humedad en las prelosas del tablero.


En el report de este mes os mostramos el trabajo realizado mediante hidrodemolición para la supresión de estas juntas longitudinales en 2 de los viaductos de la AP-7 de Alicante.

Esperamos que os resulte tan interesante como a nosotros!!

Si quieres saber más de todas las aplicaciones que tiene esta técnica puedes encontrarlo en www.hidrodemolicion.com 


Laura Llorente
Equipo de HIDRODEMOLICIÓN

Apertura de galerías en presas con hidrodemolición

Como parte de los trabajos de refuerzo o rehabilitación, la ejecución de obras en los cimientos de las presas (reforzar la capacidad de drenaje, instalación o mejora de la monitorización de la presa) puede inducir la necesidad de ampliar una galería existente, o incluso crear una nueva.

Para ello, existen varias alternativas, como son el empleo del martillo neumático, cementos expansivos, explosivos y, finalmente, la hidrodemolición.

El uso de martillos neumáticos en estructuras sensibles como una presa provoca vibraciones a lo largo de la estructura, por lo que resulta impensable emplearlo en las zonas más superficiales debido al riesgo de creación de grietas, fisuras y zonas de debilidad que pueden provocar el colapso de la estructura.
Análisis de las fisuras originadas por el empleo de martillos neumáticos
Los cementos expansivos necesitan una fuente de calor externo para producir la perforación. El mecanismo de fragmentación del hormigón provocado por las presiones ejercidas dentro del barreno por el cemento expansivo, no siguen un patrón definido, sino que siempre va a estar condicionado por las zonas de debilidad existentes en la zona a demoler que son desconocidas, pudiendo crear daños fuera del área que queremos demoler. Además, para la extracción de la zona demolida, se necesitan martillos neumáticos para desencajar los paralelepípedos formados.

En cuanto al uso de explosivos, resulta complicado controlar la propagación de las ondas sísmicas en el interior de la estructura, no cumpliendo por tanto con la ley de amortiguación de vibraciones.
Ejemplo de uso de explosivos en una galería
La principal preocupación es la posibilidad de exceso de vibraciones en la estructura de la presa durante la apertura de la galería que potencialmente puedan causar roturas y daños en la estructura de la presa y en los elementos especialmente sensibles. La limitación de los valores de vibración se establece de acuerdo con la norma DIN 4150 (ver Tabla).
Norma DIN 4150
Por ello, recomendamos el empleo de equipos de hidrodemolición para la extracción del hormigón en este tipo de trabajos gracias, no sólo a la NO transmisión de vibraciones, sino a los altos rendimientos que se alcanzan con esta técnica.


La hidrodemolición, como bien ya sabéis, es el método de eliminación de hormigón con agua a alta presión. Esta tecnología fue desarrollada por primera vez en Europa en la década de 1970 y desde entonces es un método ampliamente aceptado para la reparación del hormigón en toda Europa y América del Norte. Ya en el siglo XX se empezó a usar cañones de agua a alta presión para explotación de minas.
Empleo de chorro de agua a alta presión en la apertura de galerías mineras
Los parámetros empleados en la hidrodemolición, como son la presión, el caudal y la velocidad, se pueden variar dependiendo de las especificaciones requeridas. El chorro de agua a Alta Presión es la técnica que se utiliza normalmente para la extracción de grandes cantidades de hormigón, trabajando con una presión de 1.000 bar para la eliminación de hormigón en masa, y con caudales moderados o altos de agua para aplicaciones manuales o robotizados respectivamente, aunque para este tipo de trabajos de grandes volúmenes de extracción es más habitual el empleo de sistemas robotizados.
Apertura de hueco en muro de gravedad
En espacios reducidos donde no es posible emplear el robot convencional de hidrodemolición, se usan accesorios robotizados mediante bastidores que nos permiten el avance en la demolición de una forma totalmente controlada mediante mando a distancia, por lo que el operario no correrá peligro en ningún momento.


Cada proyecto es diferente, por lo que es necesario diseñar accesorios robotizados que se adapten a las condiciones requeridas en cada tipo de trabajo y sin provocar daños a la estructura.
Rescate de válvulas y tuberías aguas abajo

La técnica de Ultra Alta Presión utiliza mucha menos agua alcanzando presiones de hasta 3.000 bar y es empleada donde se necesita más precisión, realizándose una cirugía del hormigón. Sin embargo el rendimiento en la hidrodemolición es significativamente más bajo.

Avance de los trabajos hacia el escudo de la presa
Los rendimientos alcanzados con hidrodemolición están fuertemente vinculados al árido que compone el hormigón. Los áridos, al no ser elementos porosos, actúan como escudos frente al chorro puesto que no los corta como los otros métodos de demolición. Debido a esto, el chorro de agua siempre va a rodear el árido para buscar una salida, por lo que cuanto más granulometría tenga menor será el rendimiento. No obstante, los rendimientos suelen ser bastante altos, pudiendo hidrodemoler hasta hormigones graníticos de árido 100 o superior como se puede ver en la siguiente imagen.
Hormigón granítico extraído con hidrodemolición

Si quieres saber más de todas las aplicaciones que tiene esta técnica puedes encontrarlo en www.hidrodemolicion.es


Laura Llorente
Equipo de HIDRODEMOLICIÓN

La hidrodemolición: método de demolición más inofensivo

Con el énfasis actual en la eficiencia, la rentabilidad y la seguridad y salud, la hidrodemolición ofrece un sistema de eliminación y reparación del hormigón que se ajusta a las condiciones de trabajo requeridas en la actualidad.


El ruido ensordecedor de los martillos neumáticos sigue siendo una característica de las obras de construcción. Sin embargo, en los últimos años la utilización de robots de hidrodemolición ha demostrado ser tan extraordinariamente eficaz que muchos contratistas y organizaciones del sector público están invirtiendo en este sistema gracias a todas las ventajas que ofrece.



Algo común entre todas las estructuras (obra civil y edificación) de hormigón es la necesidad de mantenimiento y reparación, siendo necesaria su reparación de 15 a 25 años de su ciclo de vida. 

Las razones más comunes del deterioro del hormigón son la reacción álcali sílice, la corrosión causada por el salitre, el daño físico del tráfico, los efectos debilitadores del ciclo de congelación-descongelación, los cloruros de la carbonatación y la corrosión de la armadura.
Para llevar a cabo este tipo de reparaciones, existen principalmente dos métodos: el uso de martillos neumáticos y la hidrodemolición.

Los martillos neumáticos representan una baja inversión inicial, pero requieren mano de obra intensiva y, sobre todo, presentan muchas desventajas, como por ejemplo causar daños a la armadura picándola y torciéndola además de dejarla oxidada. A esto hay que añadir que no es un método de eliminación selectivo, eliminando TODO el hormigón, tanto el deteriorado como el que se encuentra en buen estado por igual y dejando una superficie de unión insuficiente. Además, las vibraciones pueden crear fisuras adicionales y causar tensión en la estructura y en los operarios por igual.
Demolición mediante martillo neumático

Síndrome de vibración mano/brazo
Uno de los factores de riesgo de naturaleza física es la energía mecánica oscilatoria, que en el caso particular de que se transmita hacia los segmentos superiores del cuerpo humano da lugar al riesgo por vibraciones de tipo mano-brazo.

El trabajo con máquinas manuales, pueden exponer las extremidades superiores de los trabajadores a niveles vibracionales susceptibles de causar daños de diversa naturaleza a medio o largo plazo.

Puede haber una importante transmisión de la vibración a otras partes del cuerpo y, por tanto, los efectos adversos motivados por las vibraciones no se restringen sólo a la pequeña área en contacto con la fuente de vibración.

La hidrodemolición, por el contrario, evita el problema médico que tan a menudo afecta a los operarios de los martillos neumáticos. Conocido como el síndrome de vibración mano-brazo, puede dar origen a alteraciones vasculares, alteraciones neurológicas y a trastornos musculoesqueléticos causadas por el trabajo con herramientas o máquinas vibratorias. Puede conllevar a un dolor considerable que impide poder trabajar durante un tiempo o incluso puede resultar con una incapacidad permanente.

Una enfermedad relacionada es la enfermedad del dedo blanco inducido por vibraciones, utilizado para describir daños en la circulación en los dedos. Esto conduce a períodos de adormecimiento en los dedos, que puede ser doloroso y peligroso para el operario.

La hidrodemolición, sin embargo, es en gran medida una herramienta para las necesidades actuales. Los principales beneficios que presenta son: sistema de eliminación selectiva, sin originar fisuras o grietas, sin contaminación de polvo, dejando una superficie de unión superior a la de otros métodos de demolición, y sobre todo, sin dañar las armaduras de refuerzo. De hecho, este método puede ser utilizado para limpiar las armaduras de polvo y hormigón. A esto, habría que añadir un rendimiento de trabajo superior a otros sistemas, los ahorros sustanciales en materia de trabajo, y la calidad de los acabados tras la hidrodemolición, por lo que es lógico que este método de eliminación del hormigón sea cada vez más popular.
Waterjetting o hidrolimpieza de armaduras

Beneficios de la HIDRODEMOLICIÓN
La utilización de la hidrodemolición beneficia tanto a operario como a terceros, así como a la gente que vive y trabaja en los alrededores de la obra. El riesgo del polvo de sílice y otras partículas quedan atrapadas en el agua de escorrentía, y se evitan las lesiones causadas por las constantes vibraciones y del trabajo pesado del martillo neumático. 
Hidrodemolición de cimentación
Como bien sabéis, el robot de hidrodemolición usa agua a alta presión, la cual es dirigida a la superficie del hormigón donde penetra a través de los poros y las microfisuras que presenta el hormigón. Cuando la presión del agua dentro de los poros supera la resistencia del hormigón, se produce una "explosión". Esto quiere decir que la hidrodemolición puede ser utilizada para llevar a cabo la eliminación de una manera controlada. La eliminación selectiva es uno de los principios básicos de la hidrodemolición, eliminando únicamente la cantidad de hormigón necesaria para la reparación, dejando el hormigón sano y las armaduras o elementos metálicos intactos.

La hidrodemolición también proporciona una superficie de unión inmejorable. Los martillos de impacto tienden a dejar una superficie plana, pero el chorro de agua proporciona una superficie con picos y valles que proporcionan agarre. Pruebas independientes han demostrado que la unión es al menos de un 50% más alta que la de una superficie preparada con máquinas de martillos neumáticos o chorro de arena.
Detalle de hidrodemolición dejando el cobre intacto
Como la hidrodemolición no transmite vibraciones, no hay riesgo de que el área tratada reciba ningún impacto o daños por vibración. Sin embargo, es necesario aclarar que si al hidrodemoler una determinada zona de hormigón el agua eyectada sale a una gran distancia de donde se está chorreando, esto es causado porque anteriormente se ha tratado esa superficie con medios mecánicos provocando fisuras a lo largo de la estructura y rompiendo la unión hormigón/barra.

Cuando las armaduras u otros elementos metálicos embebidos en el hormigón son golpeados por un martillo neumático, las vibraciones se transmitirán profundamente a lo largo de la estructura llegando incluso a las zonas de hormigón en buen estado. El resultado: micro-fracturas y ruptura de la unión hormigón/barra, originando en el futuro problemas al sustituir el hormigón.

Si quieres saber más de todas las aplicaciones que tiene esta técnica puedes encontrarlo en www.hidrodemolicion.es 


Laura Llorente
Equipo de HIDRODEMOLICIÓN

La hidrodemolición: método de demolición más inofensivo

Con el énfasis actual en la eficiencia, la rentabilidad y la seguridad y salud, la hidrodemolición ofrece un sistema de eliminación y reparación del hormigón que se ajusta a las condiciones de trabajo requeridas en la actualidad.


El ruido ensordecedor de los martillos neumáticos sigue siendo una característica de las obras de construcción. Sin embargo, en los últimos años la utilización de robots de hidrodemolición ha demostrado ser tan extraordinariamente eficaz que muchos contratistas y organizaciones del sector público están invirtiendo en este sistema gracias a todas las ventajas que ofrece.



Algo común entre todas las estructuras (obra civil y edificación) de hormigón es la necesidad de mantenimiento y reparación, siendo necesaria su reparación de 15 a 25 años de su ciclo de vida. 


Las razones más comunes del deterioro del hormigón son la reacción álcali sílice, la corrosión causada por el salitre, el daño físico del tráfico, los efectos debilitadores del ciclo de congelación-descongelación, los cloruros de la carbonatación y la corrosión de la armadura.
Para llevar a cabo este tipo de reparaciones, existen principalmente dos métodos: el uso de martillos neumáticos y la hidrodemolición.

Los martillos neumáticos representan una baja inversión inicial, pero requieren mano de obra intensiva y, sobre todo, presentan muchas desventajas, como por ejemplo causar daños a la armadura picándola y torciéndola además de dejarla oxidada. A esto hay que añadir que no es un método de eliminación selectivo, eliminando TODO el hormigón, tanto el deteriorado como el que se encuentra en buen estado por igual y dejando una superficie de unión insuficiente. Además, las vibraciones pueden crear fisuras adicionales y causar tensión en la estructura y en los operarios por igual.
Demolición mediante martillo neumático

Síndrome de vibración mano/brazo
Uno de los factores de riesgo de naturaleza física es la energía mecánica oscilatoria, que en el caso particular de que se transmita hacia los segmentos superiores del cuerpo humano da lugar al riesgo por vibraciones de tipo mano-brazo.

El trabajo con máquinas manuales, pueden exponer las extremidades superiores de los trabajadores a niveles vibracionales susceptibles de causar daños de diversa naturaleza a medio o largo plazo.

Puede haber una importante transmisión de la vibración a otras partes del cuerpo y, por tanto, los efectos adversos motivados por las vibraciones no se restringen sólo a la pequeña área en contacto con la fuente de vibración.

La hidrodemolición, por el contrario, evita el problema médico que tan a menudo afecta a los operarios de los martillos neumáticos. Conocido como el síndrome de vibración mano-brazo, puede dar origen a alteraciones vasculares, alteraciones neurológicas y a trastornos musculoesqueléticos causadas por el trabajo con herramientas o máquinas vibratorias. Puede conllevar a un dolor considerable que impide poder trabajar durante un tiempo o incluso puede resultar con una incapacidad permanente.

Una enfermedad relacionada es la enfermedad del dedo blanco inducido por vibraciones, utilizado para describir daños en la circulación en los dedos. Esto conduce a períodos de adormecimiento en los dedos, que puede ser doloroso y peligroso para el operario.

La hidrodemolición, sin embargo, soluciona las necesidades actuales. Los principales beneficios que presenta son: sistema de eliminación selectiva, sin originar fisuras o grietas, sin contaminación de polvo, dejando una superficie de unión superior a la de otros métodos de demolición, y sobre todo, sin dañar las armaduras de refuerzo. De hecho, este método puede ser utilizado para limpiar las armaduras de polvo y hormigón. A esto, habría que añadir un rendimiento de trabajo superior a otros sistemas, los ahorros sustanciales en materia de trabajo, y la calidad de los acabados tras la hidrodemolición, por lo que es lógico que este método de eliminación del hormigón sea cada vez más popular.
Waterjetting o hidrolimpieza de armaduras

Beneficios de la HIDRODEMOLICIÓN
La utilización de la hidrodemolición beneficia tanto a operario como a terceros, así como a la gente que vive y trabaja en los alrededores de la obra. El riesgo del polvo de sílice y otras partículas quedan atrapadas en el agua de escorrentía, y se evitan las lesiones causadas por las constantes vibraciones y del trabajo pesado del martillo neumático. 
Hidrodemolición de cimentación
Como bien sabéis, el robot de hidrodemolición usa agua a alta presión, la cual es dirigida a la superficie del hormigón donde penetra a través de los poros y las microfisuras que presenta el hormigón. Cuando la presión del agua dentro de los poros supera la resistencia del hormigón, se produce una "explosión". Esto quiere decir que la hidrodemolición puede ser utilizada para llevar a cabo la eliminación de una manera controlada. La eliminación selectiva es uno de los principios básicos de la hidrodemolición, eliminando únicamente la cantidad de hormigón necesaria para la reparación, dejando el hormigón sano y las armaduras o elementos metálicos intactos.

La hidrodemolición también proporciona una superficie de unión inmejorable. Los martillos de impacto tienden a dejar una superficie plana, pero el chorro de agua proporciona una superficie con picos y valles que proporcionan agarre. Pruebas independientes han demostrado que la unión es al menos de un 50% más alta que la de una superficie preparada con máquinas de martillos neumáticos o chorro de arena.
Detalle de hidrodemolición dejando el cobre intacto
Como la hidrodemolición no transmite vibraciones, no hay riesgo de que el área tratada reciba ningún impacto o daños por vibración. Sin embargo, es necesario aclarar que si al hidrodemoler una determinada zona de hormigón el agua eyectada sale a una gran distancia de donde se está chorreando, esto es causado porque anteriormente se ha tratado esa superficie con medios mecánicos provocando fisuras a lo largo de la estructura y rompiendo la unión hormigón/barra.

Cuando las armaduras u otros elementos metálicos embebidos en el hormigón son golpeados por un martillo neumático, las vibraciones se transmitirán profundamente a lo largo de la estructura llegando incluso a las zonas de hormigón en buen estado. El resultado: micro-fracturas y ruptura de la unión hormigón/barra, originando en el futuro problemas al sustituir el hormigón.

Si quieres saber más de todas las aplicaciones que tiene esta técnica puedes encontrarlo en www.hidrodemolicion.es 


Laura Llorente
Equipo de HIDRODEMOLICIÓN

DEFECTOS EN ESTRUCTURAS DE HORMIGÓN (COQUERAS) Parte 2

3. Métodos de reparación
Como ya muchos sabréis y habréis leído en nuestro anterior post sobre coqueras, queremos dar unas posibles soluciones óptimas abordando este defecto del hormigón con hidrodemolición.



Las coqueras son defectos de acabado visibles en la superficie del hormigón caracterizado por la existencia de zonas en las que no existen ni arena ni mortero. Por regla general, las consecuencias de las coqueras comprometen la durabilidad de la obra y dejan las puertas abiertas a las agresiones exteriores, acelerando la carbonatación de sus armaduras o reduciendo la resistencia al hielo/deshielo.

Una vez aparecen, rápidamente son escondidas bajo la placa de encofrado nuevamente. Con cierta vergüenza, se establece la ley del silencio hasta que se encuentre una excusa y la posible solución.

Primero hay que buscar la causa, pues nadie se explica cómo ha podido ocurrir tal hecho.  ¿La planta cementera?, ¿el vibrador?, ¿vertido a gran altura?, ¿el calculista, ya que dispone tanto acero que es imposible que cuele el hormigón?, etc.


En segundo lugar, buscar una solución. Tiene que ser discreta, rápida, y ante todo muy económica. Para ello, con nocturnidad y alevosía, operarios de la propia obra limpiarán el área afectada y lo rellenarán con un mortero común muy fluido e intentarán dejar un acabado lo más parecido al resto de la obra.

Con suerte, si el mortero aplicado no se descuelga ni se fisura, se dará por finiquitado y resuelto el contratiempo.

Existe otro procedimiento si el error ha trascendido y el Control de Calidad ha tomado cartas en el asunto. Entonces, lo normal será encontrar un especialista que repare el problema y nos ofrezca unas garantías que tranquilicen a la D.F.

Dentro de los especialistas posibles, importante, se toma como prioritario el tercer punto de la solución: el más barato...

El especialista, que llevará aplicando productos Sika toda su vida y que hace poco ha descubierto los morteros de cuarta generación con nanotecnología, nos ofrecerá un "sistema de reparación", el cual incluirá el saneo con pistolete de bajo impacto, la limpieza con agua a presión o con chorro de arena, la aplicación de un pasivante en las armaduras, un mortero de regeneración y un acabado con mortero estético que simule el aspecto del hormigón.

Algunos, incluso, que nos siguen desde hace tiempo y que han oído campanas, emplearán en el saneo una bomba de agua a alta presión a 600 bar o más y asegurarán realizar hidrodemolición...

Coqueras de mayor importancia frente a coqueras superficiales
Hasta ahora, el problema se soluciona en obra rápidamente si el control de calidad pasa por alto su importancia y la extensión de las coqueras es pequeña. La eliminación del las partes sueltas con un simple pistolete y la reposición de un mortero de reparación suelen ser más que suficientes para tapar y olvidar el problema.

Pero, si por el contrario los defectos pueden mostrarse como peligrosos para el futuro de la construcción debido a su extensión o lo ha determinado la D.F. tras su inspección, hay que proceder cuanto antes a la eliminación de la parte afectada hasta su totalidad para, más tarde, rehacer esa parte de la estructura. Sin embargo, muchas veces es muy complicado evaluar la totalidad de las coqueras existentes, ya que en el caso de que existan en el interior de la estructura no pueden ser vistas y como consecuencia tratadas. Es por ello la gran importancia que tiene un tratamiento superficial de alta calidad. Ahí es donde entra la hidrodemolición

Con esta técnica no solo deja una superficie rugosa ideal para el agarre del nuevo material, sino que nos indica la extensión de la coquera por muy interior que sea, puesto que el agua siempre busca una salida y deja marca a su paso. Si esto ocurre, esto nos indica que lo que se creía inicialmente como coquera superficial pasa a mayor nivel y es necesario repararlo.



A continuación os mostraré algunos casos en los que se puede ver el antes y el después de nuestra intervención:

3.1. Viga
Previo


Posterior



3.2. Viga prefabricada reforzada con fibras de acero
Además de la rugosidad de la superficie, deja intactas las fibras de refuerzo de acero.

3.3. Pila
Previo


Posterior


3.4. Muro de carga
Previo


Posterior



3.5. Pilar
Previo
Posterior


¿Qué os parece? ¡Se aceptan sugerencias! En los próximos post hablaremos del las recomendaciones en el procedimiento de actuación.

Más ejemplos de coqueras


Aportación de imágenes de 
Más info sobre coqueras en elblogdeapa

Si quieres saber más de todas las aplicaciones que tiene esta técnica puedes encontrarlo en www.hidrodemolicion.es

Laura Llorente Equipo de HIDRODEM